Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

¿Qué hacer si te muerde un perro en la calle?

1) Asegúrate que el perro no haya salido lastimado. Revísale los dientes para verificar que los tenga todos. No le grites que puede asustarse y sufrir estrés postraumático. Si no se dejara revisar los dientes, verifica tus heridas para asegurarte de que ninguno haya quedado allí. Si encuentras uno o más dientes, guárdalos en una bolsa con hielo y llévaselos al veterinario, puede que no sea demasiado tarde para recolocárselos.

2) Si puedes, lleva el perro a la veterinaria en forma urgente sin olvidar llevar tus certificados de vacuna. Si no puedes, antes de hacerte ver por un médico, asegúrate de que alguien lleve al perro al veterinario. Si estuvieras pasando por algún proceso infeccioso, tuvieras parásitos o pulgas, advirtiese al veterinario.

3) Si el perro no se deja agarrar para ser llevado al veterinario, intenta que te muerda nuevamente y una vez que esté prendido de tu brazo, llévalo al veterinario más cercano cuidando que no se desprenda ni se lastime. No tires del perro violentamente pues podrías provocarle lesiones en el cuello.

4) Si el perro es de una de las razas consideradas peligrosas, no vayas a concurrir al médico ni siquiera si estás muy lastimado, ya que ello podría terminar con una denuncia policial contra el animal haciéndole pasar un mal momento innecesario. Si el perro tiene dueño, has de cuenta que el que te mordió fue él y si quieres puedes pegarle un tiro en la cabeza, siempre y cuando haya un familiar que se haga cargo del perro después del homicidio. Si no hubiera un familiar, sólo podrás asesinar al dueño si antes y bajo testimonio, te comprometes a que un familiar tuyo se haga cargo de perro en tanto estés en prisión. Si tampoco ése es el caso, podrás asesinar al dueño siempre y cuando no dejes ningún tipo de huella probatoria de tu culpabilidad y te hagas cargo personalmente del perro hasta el fin de sus días.

5) En todos los casos es preferible evitar consultar al médico ya que la institución sanitaria podría verse obligada a realizar la denuncia en caso de que tu lesión sea grave. Siempre es más conveniente y humanitario, concurrir a tu homeópata de confianza o tratarte de las mordeduras en casa con flores de Bach.

6) Siempre recuerda que el perro no tiene la culpa. El no tiene voz y a veces fue entrenado para lastimar por un dueño inescrupuloso, o por la sociedad que lo empujó a estar en la calle y en situación de abandono. Recuerda: lo que para ti es una simple mordedura, una amputación o una desfiguración permanente o a lo sumo una castración, para el perro puede significar la muerte.

Tag(s) : #Tendencias del siglo XXI

Compartir este post

Repost 0